¿El Amor es Suficiente?

En mi trabajo con parejas a menudo me enfrento a esta pregunta, y por desgracia, el amor no es suficiente para mantener una relación. El amor puede motivar acciones o motivarnos a trabajar en una relación, pero para mantener una relación toma dos individuos motivados a hacerlo. ¿Alguna vez has terminado una relación a pesar de que amabas a esa persona? ¿Has estado en una relación con alguien que dijo que él o ella te amaba de vuelta, pero sus acciones mostrarón algo diferente? ¿Has sido herido en varias ocasiones por la persona que dice que te ama? ¿Alguna vez has amado a alguien que no siente lo mismo por ti? Estos son todos ejemplos en los que el amor no fúe suficiente.

He encontrado que el compromiso- definido como una orientación a largo plazo hacia una relación, incluyendo la intención de persistir y sentimientos de apego psicológico (Wieselquist et al., 1999) – es un factor importante en la creación de relaciones duraderas a largo plazo. Sin un compromiso, es muy fácil pasar y buscar a la siguiente pareja que sea «mejor» para usted. De hecho, los estudios científicos confirman que los seres humanos son neurológicamente capaces de amar a más de una persona a la vez (Fisher 2005). Por lo tanto, se necesita un fuerte sentido de compromiso en las relaciones a largo plazo para que duren. Esto ayuda a evitar las distracciones e impulsos a actuar base a sentimientos de lujuria y atracción hacia otros que no perteneces a su relación de pareja. Otros factores que se han identificado con el fin de asegurar las relaciones a largo plazo son la cooperación, la confianza y la lealtad (Beck 1989).

Encuentro mucha confusion en mis clientes sobre el amor. Mis clientes me dicen cosas como: «Ya no estoy enamorado de él/ella», «no sé si amo a mi pareja de la misma manera», «no tengo la misma pasión por mi pareja.» Usted puede pensar algunas de las mismas cosas, porque tenemos una idea del amor que es altamente influenciados por nuestra cultura: la publicidad, películas, programas de televisión, poemas, canciones, etc. Por desgracia, estas influencias crean una expectativa poco realista acerca de los sentimientos, deseos y necesidades en las relaciones.

Si usted está en una relación a largo plazo y se ha dado cuenta de que el amor que siente por tu pareja es diferente a la primera vez que se juntaron, usted está experimentando algo absolutamente normal que viene con los cambios que te encuentran en una relación al madurar y evolucionar. Los antropólogos e investigadores han identificado tres etapas del amor en los seres humanos (Fisher 1998; 2005): La lujuria, la atracción, y el apego. Se cree que el amor se desarrolla para el apareamiento y con fines reproductivos, lo que nos permite vivir en relaciones a largo plazo a medida que envejecemos. Piense en esto: ya que nuestro cuerpo envejecen, incluso con la ayuda de medicamentos para la disfunción eréctil, los suplementos de estrógeno, la terapia de testosterona, y los reemplazos de caderas, el sexo no es eterno. ¿En qué etapa del amor esta usted actualmente? ¿Cree que su pareja siente lo mismo? ¿Qué están usted y su pareja esperando de su relación en el futuro? Estas son excelentes preguntas para que usted pueda discutir junto a su pareja.

Google